Skip links

Troceado de maíz para la producción de cereales de desayuno

El uso de maíz troceado para la producción de cereales de desayuno se remonta a los orígenes del consumo de cereales en la primera ingesta del día, allá por la década de los sesenta del siglo XIX.

Desde aquellos cereales pioneros hasta llegar a los que hoy se pueden encontrar en los estantes de cualquier supermercado, se produce una sucesión de cambios industriales que han mejorado y enriquecido el producto final, contribuyendo a su expansión global por los tazones de desayuno de todo el mundo.

En España, el Grupo Dacsa destaca, a nivel nacional e internacional, en el desarrollo de ingredientes alimentarios contando con tres áreas de negocio: molienda de arroz, soluciones alimentarias variadas y molienda de maíz, la que nos interesa especialmente para referirnos al troceado de maíz para la producción de cereales de desayuno.

El troceado de maíz es un producto obtenido de la desgerminación por vía semi-húmeda del maíz, compuesto por fragmentos gruesos de endospermo, sin adición de colorantes o conservantes. Maíz de alta calidad de tipo flint y dentado y proveniente de un sistema de Identidad Preservada. Maíz de alta calidad sin gluten y 100% natural, perfecto para el troceado de maíz destinado a la producción de cereales de desayuno, para la mayoría, la comida más importante del día.

Troceado de maíz para la producción de cereales de desayuno 2

Así se desprende de las conclusiones publicadas, por ejemplo, en News Medical Life Sciencies acerca de múltiples estudios que concluyen que “quienes omiten el desayuno tienen un mayor riesgo de sufrir problemas en el ciclo del sueño, o de padecer anomalías cardiacas, diabetes tipo 2 u obesidad”. En este sentido, en España y desde la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, AESAN, se recomienda desde programas como Perseo, el hábito de un desayuno rico en nutrientes como los que incluye el troceado de maíz para la producción de cereales de desayuno que ayudan a proporcionar entre el 20 y el 25 % de la ingesta energética diaria con gran calidad nutricional.

Para llegar a convertirse en cereales para el desayuno, el maíz recorre un largo camino que comienza en la selección de la mejor materia prima en origen y su posterior procesamiento. El objetivo es ofrecer a la industria un troceado de maíz para la producción de cereales de desayuno de diversas formas, tallas y composición, que optimiza el resultado final del producto.

Cuando el maíz troceado seleccionado en origen para la producción de cereales de desayuno alcanza su última etapa, el consumidor se encuentra con un alimento de alto valor nutricional perfecto para romper el ayuno nocturno y afrontar una nueva jornada.

Porque los cereales de desayuno elaborados a base de maíz troceado se presentan ante consumidoras y consumidores como un alimento de alto valor nutricional.
Un alimento consistente y energético que proporciona el vigor y la potencia que precisan los músculos en forma de carbohidratos de absorción lenta, llamados así porque tardan más tiempo en disolverse.
Además, los cereales para desayuno a base de troceado de maíz, no descuidan un interesante aporte de fibra y ofrecen un bajo aporte de grasa.

Por otra parte, en un contexto comercial que aspira a colmar todas las expectativas de los consumidores, los alimentos elaborados con troceado de maíz para la producción de cereales de desayuno, ofrecen un gran abanico de posibilidades que incluyen, entre otras, presentaciones con o sin azúcares añadidos o diferentes formatos destinados a satisfacer a las consumidoras y consumidores más exigentes.