Skip links

Soluciones alimentarias a base de harinas especiales

Las harinas especiales permiten el desarrollo de soluciones alimentarias diversas enfocadas en la calidad y destinadas a un mercado variado y exigente.

Se trata de harinas con las que poder ofrecer a la industria alimentaria, la materia prima adecuada para elaborar soluciones alimentarias concretas, seguras y saludables que abarcan desde proteína vegetal plant-based hasta alimentos sin gluten, pasando por productos bajos en grasa que, además, mejoran la calidad, por ejemplo, de las masas panarias.

Soluciones alimentarias a base harinas especiales como las que ofrece Molendum Ingredients, filial del Grupo Dacsa, que dispone de un amplio catálogo de harinas nativas destinado a la industria alimentaria con capacidad de fabricación y elaboración de harinas variadas de legumbres y cereales, en general, y de harinas sin gluten, en particular.

Harinas nativas específicas para soluciones alimentarias de alta calidad, 100% naturales, clean label y libres de alérgenos, que se despliegan en dos grupos:

Por una parte, las harinas integrales de legumbres y cereales que, gracias a su cualidad de inactivar la lipasa en el proceso de fabricación, alargan tanto su vida útil como la de los productos en los que participan, evitando el enranciamiento, reduciendo y estabilizando la carga microbiana y eliminando los factores antinutricionales.

En este grupo de harinas destacan las harinas de lenteja, garbanzos o guisante junto con las harinas de alubia, roja o blanca; la harina de quinoa o la harina integral de amaranto o trigo sarraceno. Estas harinas son ideales para el desarrollo de soluciones alimentarias que abarcan desde la panificación y la repostería; las salsas y cremas o las coberturas y empanados, hasta la alimentación animal, la dietética y nutrición deportiva y los snacks pasando por los cereales para el desayuno o múltiples tipos de pasta alimentaria.

Soluciones alimentarias a base de harinas especiales 2

Por otro lado, encontramos un segundo grupo formado por harinas nativas de cereales como la harina de arroz y de maíz blanco, ambas obtenidas a través de un proceso de molturación mecánica de materias primas seleccionadas de alta calidad. Unas harinas que funcionan como un ingrediente ideal para aumentar la presencia tanto de fibra como de proteína en productos finales.

En este caso, las soluciones alimentarias a desarrollar partiendo de este tipo de harinas especiales, incluirían sectores comunes con las harinas descritas el primer grupo, como la panificación y repostería; las salsas y cremas; las coberturas y empanados; la alimentación animal; la dietética y nutrición deportiva; los snacks; los cereales para el desayuno o la pasta y, además: untables vegetales o diversos productos cárnicos.
En el caso de la harina de arroz, también se incluyen las bebidas vegetales.

Soluciones alimentarias a base de harinas especiales 3

La industria alimentaria cuenta también con empresas que, como Molendum Ingredients, ofrecen harinas precocidas, pregelatinizadas o termotratadas que, con la misma garantía que las anteriores en cuanto a origen de materias primas, tratamiento y trazabilidad, añaden desde un mayor aporte en fibra a una mayor funcionalidad, dependiendo de su aplicación final.

Se trata de soluciones alimentarias a base de harinas especiales que registran una demanda creciente en el mercado de la industria de la alimentación que, por su parte, tiene como objetivo satisfacer el, tan progresivo como exigente, aumento de demanda por parte de los consumidores.