Skip links

29 de septiembre: Día Internacional de Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos.

 

Hoy se celebra el día contra el desperdicio de alimentos y en Dacsa creemos que es muy importante que se tome conciencia de la importancia de este problema contra el que hay que trabajar. Debemos hacerlo por convicción y justicia, la celebración de este día está directamente relacionada con 3 de nuestros ODS Prioritarios, “Hambre cero”, “Producción y Consumo responsables” y “Acción por el Clima” y es nuestro deber actuaren consecuencia. Nuestro negocio no podría entenderse sin la mejora en la eficiencia industrial en la que trabajamos continuamente, donde además aprovechamos absolutamente todo lo que resulta de nuestros procesos productivos; en pocas palabras, no desperdiciar nada. Prueba de ello, es el aprovechamiento del residuo de cascarilla de arroz que utilizamos para producir energía en nuestra planta de Cogeneración en Valencia o la valorización absoluta de subproductos.

Nuestras mejoras vienen enmarcadas en la creciente preocupación de la sociedad en el desarrollo sostenible, en el que debemos seguir colaborando, la solución solamente puede ser global y con la implicación de todos, ya que solamente en Europa se generan 127 kg de desperdicio alimentario por habitante, según Eurostat.

 

 

Te dejamos algunos consejos para no desperdiciar alimentos, ¿nos compartes los tuyos?

  1. Planifica tu compra.

¿Compras solamente aquello que vas a consumir en el corto plazo? Ahorra en todos los sentidos 😉

2. Almacena con sensatez.

Coloca de forma más accesible en tu armario o nevera los productos más antiguos para consumirlos antes. Mantén bien cerrados los envases de los productos para garantizar su calidad y seguridad.

3. ¿Está caducado?

Comprueba el etiquetado, entiende la diferencia entre la fecha de “consumo preferente” y “caducidad”.

4. Nos gustan las sobras.

Pueden ser un genial aliado como acompañante o ingrediente en otra comida.

5. El congelador da vida.

¿No te apetece repetir con tus sobras? ¡Congélalas y date el gustazo otro día!

Además, puedes congelar unos días antes la comida con fecha de caducidad próxima, siempre que la conservación haya sido adecuada.